Listado de recomendaciones para empresas instaladoras frente a esta situación del COVID-19

Recomendaciones de CONAIF para las empresas instaladoras durante el COVID-19Frente a la situación de estado de alarma por el COVID-19 decretado por el Gobierno mediante Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, CONAIF (Confederación Nacional de Asociaciones de Instaladores y fluidos) ha emitido un comunicado en el que lista una serie de recomendaciones para que las empresas instaladoras puedan afrontar esta situación excepcional.

En primer lugar, cabe destacar que el estado de alarma solo permite la circulación de personas por la vía pública bajo causa justificada, entre las que se incluyen el desplazamiento al lugar de trabajo. En este sentido, CONAIF informa de que “podemos entender la solicitud de un cliente como incluida en estos supuestos, ya que se hace para el cumplimiento de una prestación laboral, siempre observando las medidas higiénicas y de protección oportunas; y siempre que esta solicitud no pueda ser aplazada”.

Obligaciones del empresario frente a un posible riesgo laboral

Por regla general, el trabajador no puede negarse a acudir al centro de trabajo. Sin embargo, según establece la actual normativa de prevención de riesgos laborales, si el trabajador está o puede estar expuesto a un riesgo grave e inminente por su trabajo, el empresario está obligado a:

Informar lo antes posible a todos los trabajadores afectados de que existe este riesgo y de las medidas adoptadas o que deben adoptarse en materia de protección.

– Adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, los trabajadores puedan interrumpir su actividad e, incluso, abandonar de inmediato el lugar de trabajo.

Tales medidas le otorgan al trabajador el derecho de una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Por otro lado, obliga al empresario a proteger a los trabajadores frente a los riesgos laborales, ya sea mediante equipos de protección individual o adoptando las medidas de seguridad necesarias.

CONAIF ha puesto a disposición de las empresas instaladoras un modelo de certificado que pueden utilizar para justificar, solo en caso de que sea solicitado, que la actividad de la misma es necesaria para garantizar el suministro de energía eléctrica, productos derivados del petróleo y gas natural; de acuerdo con lo señalado en el artículo 17 del Real Decreto 463/2020.

Para cualquier otro problema, aclaración o duda que surja en relación a la falta de concreción de ciertas situaciones recogidas en dicho Real Decreto, que pueden interpretarse de forma diferente en función de la autoridad o incluso del territorio donde se produzcan, pueden contactar con CONAIF a través de su página web.

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies