Instaladores reclaman al gobierno que apruebe el Real Decreto para regular el uso de la calefacción central en edificios residenciales

Real Decreto para regular el uso de la calefacción central en edificios residencialesLos instaladores instan al Gobierno a que apruebe un Real Decreto para regular el uso de la calefacción central en edificios residenciales. Así lo requiere la directiva europea de eficiencia energética, que obliga a la contabilización individual del consumo de calefacción y ACS a través de contadores de energía o repartidores de costes.

Estos repartidores de costes son dispositivos que miden el consumo individual de cada radiador en comunidades de vecinos con instalaciones de calefacción central. Así, cada vecino paga realmente por lo que consume. Uno de estos aparatos permite ahorrar más de 200 euros al año a 1,2 millones de hogares españoles, además de reducir un millón de toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera.

En España, solo 150.000 viviendas disponen ya de este sistema de medición individual. Una cifra que la sitúa muy por debajo del resto de Europa, donde más de 30 millones de viviendas ya disponen de esta tecnología. En total, se han instalado 150 millones de dispositivos.

Prevista para abril de 2019, la aprobación de este Real Decreto permitiría a los vecinos pagar en función de su consumo individual en comunidades de propietarios donde todavía hay sistemas de calefacción central. Es también un requisito para cumplir con la Directiva europea en materia de eficiencia energética, ya que con su regulación se evitarían millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Respecto a su aplicación, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tiene previsto que se implante en bloques residenciales de manera gradual. Para ello se tendrán en cuenta el número de viviendas existentes por edificio y su ubicación en las distintas zonas climáticas, excluyendo las áreas de Levante, Baleares y Canarias.

Desde Agremia consideran necesario incluir en el Real Decreto, aún pendiente de publicación, la obligación de instalar válvulas con cabezal termostático. Ello porque representan uno de los elementos principales que influye sobre la demanda real de calefacción, al cerrar o abrir el paso de agua caliente al radiador según la temperatura que establezca el vecino para la habitación.

La entrada en vigor de este Real Decreto obligará a todos los edificios a instalar contadores de calorías, a sustituir por repartidores de costes cuando fuese técnicamente imposible. Por el momento, solo se aplica este requisito a los edificios construidos después de 2007.

Cabe recordar que el año pasado la Comisión Europea ya denunció a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no garantizar la medición individual de consumos en edificos con calefacción central. Una medida que está incluida en la Directiva Europea de eficiencia energética 2012 (Directiva 2012/27/UE) y que incluye una serie de medidas para ayudar a la UE a conseguir sus objetivos de eficiencia energética de cara a 2020.

Aunque esta directiva obliga a todos los países de la UE a utilizar la energía de manera más eficiente en todas las etapas de la cadena energética, España lleva un retraso de cinco años en la adopción de estas medidas encaminadas a reducir las emisiones contaminantes y el ahorro energético en los hogares.

Y en este contexto, más de 1,5 millones de hogares en España, según datos de empresas del sector instalador, están esperando la aprobación de este Real Decreto. 

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Síguenos en:
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies