La fundación NEXANS lleva la electricidad a las zonas más desfavorecidas

NEXANS RSE

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de NEXANS aboga por un desarrollo sostenible que implica un reparto más justo de todos los recursos del mundo. Sin embargo, a día de hoy todavía hay millones de personas que tienen acceso a la electricidad. ¿Cómo podemos cambiarlo?

La importancia de la electricidad

Actualmente es muy complicado imaginar como serían nuestras vidas sin la electricidad, aunque esta realidad cotidiana es un problema para más de 750 millones de personas en el mundo. Una cifra que equivale a una décima parte de la población del planeta.

En zonas del mundo como la África subsahariana, el problema se recrudece, puesto que en el año 2018 apenas el 47 % de la población tenía  acceso a la electricidad. Por ejemplo en Burundi, solo el 11 % de los casi 12 millones de habitantes del país puede beneficiarse de ella.

Desde 2010 a 2018 más de mil millones de personas se conectaron a la electricidad, lo que evidencia como ha ido avanzando su expansión, pero todavía queda un largo recorrido por recorrer. En ese sentido, la Agencia Internacional de Energía (AIE) calcula que cerca de 620 millones de personas seguirán sin electricidad para el año 2030, una fecha marcada por Naciones Unidas para su objetivo de acceso al 100 % a la energía moderna.

A todo esto hemos de sumar la crisis provocada por la Covid-19, que ha añadido un nivel adicional de incertidumbre. Las interrupciones en la cadena de suministro y una economía en contracción amenazan con ralentizar los programas de electrificación y deshacer el progreso ya realizado.

Laurence Vandaele, Director de RSE del grupo NEXANS y Secretario General de la Fundación, ha destacado que importancia de la electricidad es que afecta prácticamente en todos los aspectos del desarrollo social y económico.

Fundacion Nexans

¿Por qué es importante disponer de electricidad?

Las Naciones Unidas se han marcado 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre los que se incluye el acceso a energía asequible, fiable, sostenible y moderna. La electricidad es importante porque afecta prácticamente todos los aspectos del desarrollo social y económico.

La electricidad marca la diferencia en un área básica como la educación, ya que sirve para proporcionar energía las escuelas, alimentando ordenadores y otorgando acceso a la información. Además, los ventiladores eléctricos y los acondicionadores de aire sirven para crear ambientes cómodos a los estudiantes y maestros. Por otro lado, en los hogares, la luz eléctrica amplía el tiempo disponible para el estudio y los deberes, evitando así la necesidad de lámparas de queroseno o velas que desprendan humo.

Por ejemplo en Bután, la electricidad rural sirvió para aumentar la escolaridad en 0,65 años para las niñas y 0,41 años para los niños. Otro ejemplo nos lo da un estudio realizado en aldeas en Madagascar que corroboró que la electricidad de los hogares facilita el éxito académico de los infantes. Otra ventaja la encontramos en que ayuda a reducir la desigualdad de género dando la posibilidad de estudiar por la noche a las niñas, que están tradicionalmente más ocupadas que los niños.

En tareas de sanidad pública, la electricidad también juega un papel vital. Y es que por ejemplo, los suministros de energía limpios y confiables iluminan centros de salud, además de alimentar las comunicaciones, las computadoras y los dispositivos médicos. También hace lo propio con los refrigeradores que almacenan vacunas.

¿Qué se debe hacer entonces?

Para lograr el objetivo de acceso universal a la electricidad para 2030 de la ONU, es muy importante conseguir el compromiso de los gobiernos, las agencias internacionales y las ONG.

Así mismo, las empresas también tienen un papel indispensable que desempeñar. NEXANS fue el primer agente en la industria del cable que creó una fundación corporativa al servicio del interés público. Se lanzó en el año 2013 con un presupuesto anual de 300.000 euros, y cuyo objetivo es apoyar el acceso a la energía en las poblaciones más desfavorecidas de todo el mundo.

En la Costa de Marfil, la fundación NEXANS colabora con la ONG IECD con la intención de patrocinar la formación de jóvenes electricistas en un país donde más de 8 millones de personas aún no tienen acceso a la electricidad.

A su vez Perú, la Fundación mantiene su alianza con la ONG energética Light Up The World (LUTW), para ofrecer sistemas fotovoltaicos a familias que no tienen conexión a la red eléctrica. por lo tanto se brinda la capacidad a empresarios solares para estimular la creación de empleo en energía limpia.

Finalmente, en Brasil, NEXANS coopera con TRIAS, la organización internacional de desarrollo con el objetivo de mejorar el acceso de los agricultores a la electricidad. NEXANS ha apoyado más de 120 proyectos en 38 países desde su creación hace siete años, iluminando el futuro de más de 1,8 millones de personas.

Contacta...

De forma gratuita con NEXANS:

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Síguenos en:
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies