Empresas instaladoras solicitan al Gobierno medidas para asegurar su actividad frente al COVID-19

CONAIF y FENIE proponen una serie de medidas para garantizar la liquidez a las empresas instaladorasUno de los colectivos más afectados por esta situación de emergencia sanitaria causada por el COVID-19 es el de las empresas instaladoras, representado por CONAIF y FENIE. Ambas organizaciones han estimado que tal situación afectará a más de 35.000 empresas y 250.000 trabajadores.

Frente a esta situación de emergencia sanitaria pública, CONAIF y FENIE han elaborado una lista con los escenarios cuya actividad puede verse reducida de manera significativa:


– Los propios promotores/constructores impiden el acceso a los lugares de trabajo y las obras donde las empresas instaladoras venían desarrollando su trabajo.

– Gran parte de la industria impide el acceso de las empresas instaladoras al lugar de trabajo, dado que no están directamente relacionados con la actividad principal del negocio.

– Gran parte del sector terciario, del mismo modo que la industria, optimiza los espacios permitiendo el acceso únicamente a los ciudadanos y al personal del mismo, para que el negocio funcione y, por lo tanto, no demanda los servicios a una empresa instaladora.

– Gran parte del sector doméstico, independientemente que exista alguna avería en sus instalaciones, no va a solicitar los servicios de una empresa instaladora, a no ser que sean por una razón de fuerza mayor.

Dentro del colectivo de empresas instaladoras se incluyen empresas, autónomos y pymes, cuyas plantillas de trabajadores tienen entre cero y más de cuarenta o cincuenta trabajadores. Esta situación de estado de alarma provocará en dichas empresas una reducción de la actividad, al tiempo que deberán seguir haciendo frente a los costes empresariales, los cuales no podrán asumir en un breve periodo de tiempo.

Asimismo, hay algunas empresas que seguirán manteniendo su actividad debido a que no pueden aplicar el teletrabajo o derivado de las obligaciones contractuales que tienen. Además de que también existen aquellas que deberán continuar con su actividad dadas las necesidades del cliente o de arreglo de averías, mantenimeintos o finalización de determinadas instalaciones para continuar con su actividad.

Medidas para garantizar la liquidez a las empresas instaladoras









Frente a esta situación de desprotección del sector de las empresas instaladoras, se ha solicitado al Gobierno de España que en el próximo Congreso de Ministros se desarrollen medidas útiles y rápidas para garantizar la liquidez a estas empresas, especialmente a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos. Así se evitará su quiebra inmediata y se les permitirá seguir con su actividad.

En este listado de medidas propuestas al Gobierno, CONAIF y FENIE han añadido las siguientes:

1) Categorización del servicio de instalación, mantenimiento y reparación que realizan las empresas instaladoras en todo el territorio nacional de servicio estratégico para el aseguramiento básico y elemental de la seguridad y salubridad de los ciudadanos, usuarios de instalaciones y procesos industriales que requieren la utilización de instalaciones y procesos industriales que requieren la utilización de instalaciones de gas, agua caliente sanitaria, calefacción, electricidad, agua y telecomunicaciones, en virtud el artículo 7 g) y artículo 17.

2) Suspensión de la cuota de autónomo durante el estado de alarma dictado por el Gobierno, garantizando a los mismos la prestación de desempleo mientras dure la situación.

3) Eliminación durante el estado de alarma de la cotización de la seguridad social de los empleados de las pymes y micropymes del sector de las instalaciones.

4) Reducciones en el pago de impuestos (IVA, IRPF, impuesto de sociedades, IBI, …), así como facilidades de pago de las cantidades restantes.

5) Aprobación de un procedimiento de urgencia, flexible y con carácter retroactivo desde la declaración de alarma para la tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, ERTE.

6) Aprobación de líneas de financiación a empresas y autónomos, con líneas de créditos y préstamos a interés 0% y periodos de carencia, de al menos 6 meses, desde la declaración de estado de alarma nacional.

7) Establecimiento de moratorias de las entidades financieras, desde el estado de alarma para el pago de compromisos adquiridos por las empresas instaladoras.

8) Aprobación de medidas excepcionales de flexibilización en los convenios del metal tanto nacional como autonómicos.

En este mismo comunicado, CONAIF y FENIE han expresado su apoyo al Gobierno, los equipos sanitarios y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que están trabajando día a día para luchar contra el COVID-19.

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies