Descubre las diferencias entre la iluminación Led y la iluminación tradicional

Descubre los aspectos a tener en cuenta para conocer las diferencias entre la iluminación Led y la iluminación tradicional Seguro que alguna vez te has formulado la pregunta de qué diferencias hay entre la iluminación Led y la iluminación tradicional. En este sentido, para descubrir los aspectos diferenciadores entre las bombillas LED y las normales es preciso prestar atención a varias cuestiones.

La mejor manera de ver las diferencias entre la iluminación Led y la incandescente es medir la eficiencia, la potencia y la luminosidad de cada opción. Por ejemplo, una luz Led de 2W equivale a una incandescente o halógena de 20W y a una bajo consumo de 6W.

También existen diferencias en relación a la tecnología. Las llamadas incandescentes generan luz cuando se calienta el filamento metálico que tienen en su interior. A esto se le llama el efecto Joule, a través del cual la corriente eléctrica circula por el filamento para generar un 15% de luz y un 85% de calor.

En el caso de las bombillas de bajo consumo, éstas tienen una tecnología similar a las fluorescentes pero con un tamaño menor. La luz se genera gracias a compuestos químicos que son capaces de emitir luz justo en el momento en el que reciben radiación ultravioleta. Cuentan también con una capa de vapor de mercurio (entre otros gases inertes) que se ioniza con el paso de la corriente, para generar así un arco eléctrico y que “se haga la luz”.

Por último, las bombillas o focos de carril Led usan los diodos emisores de luz como fuente lumínica, en lugar de gases o filamentos. Están fabricadas con Leds de más o menos intensidad, lo que determina su potencia y su calidad.

Fijándonos en la eficiencia de cada opción, sin duda la iluminación Led es la más “electroluminiscente”. En este tipo de luminarias los diodos transforman entre el 80% y el 90% de la energía consumida en luz, mientras que en las bombillas incandescentes lo hacen en un 10% o 15% (y el resto se desperdicia en forma de calor).

A parte de los aspectos que hemos comentado más arriba, también es importante tener en cuenta los lúmenes, que nos permitirán saber cuánto será el consumo eléctrico. Por ejemplo, una luz Led de 2W gasta entre 50 y 80 y una de 10W consume entre 810 y 950 lm.

También podemos analizar las diferencias entre iluminación Led e iluminación tradicional teniendo en cuenta la vida útil del producto. En este sentido, la iluminación industrial Led es siempre más duradera y eficiente que los tubos fluorescentes. Mientras que los Leds tienen una vida útil de entre 20.000 y 50.000 horas (unos 6 años de uso continuo), las bombillas tradicionales rondan las 2.000 horas.

Otra ventaja de la iluminación Led es que los ciclos de encendido y apagado no afectan a su eficacia, mientras que en el caso de las luces incandescentes sí que afecta. Esto es porque las bombillas Led no tienen filamentos que puedan estropearse o fundirse y es a medida que pasa el tiempo que se degradan.

Con todo, podríamos enumerar las siguientes ventajas relacionadas con el uso de lámparas Led para la iluminación industrial o comercial:

1.       Precio.

A simple vista, las luces Led tienen un precio algo más elevado que las halógenas. No obstante, si realizamos un análisis de la vida útil nos damos cuenta de que podemos ahorrar mucho, tanto a medio como a largo plazo. No solo en cuestión de durabilidad, sino también en relación al gasto en la factura de luz. Elegir una bombilla Led puede suponer un ahorro de hasta un 80%.

2.       Diseño.

El sistema de iluminación Led va más acorde con las últimas tendencias de diseño de exterior e interior actuales. A la cuestión estética, se le suma también que podemos elegir cuánta luz queremos que nos ofrezcan. Por ejemplo, para crear un ambiente más íntimo, deberemos de elegir una bombilla de menos Watts o bien con un sistema de focos más pequeños.

3.       Medioambiente

Las bombillas Led van de acuerdo con el respeto al medio ambiente. Aquellas empresas que quieran ser ecofriendly pueden empezar a serlo haciendo algo tan sencillo como comprar luces Led para sus oficinas, negocios o fábricas. La principal diferencia con las de bajo consumo o fluorescentes es que las bombillas Led no tienen mercurio que perjudique al planeta. Además, no aumentan la temperatura ambiente, por lo que evitan el aumento y la reducción del uso de aire acondicionado y, en consecuencia, el gasto de electricidad.

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Síguenos en:
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies