ARCO te ayuda a conseguir una instalación de gas exitosa

Instalador realizando una instalación de gas en el interior de una vivienda

Cada vez son más los españoles que optan por realizar en su vivienda una instalación de gas. Ello por la multitud de ventajas que proporciona el gas natural, entre las que se incluyen que no necesita ningún tipo de instalación para ser almacenado y su baja contaminación en relación con otros recursos.

Además, el gas natural es un tipo de energía que cubre totalmente nuestras necesidades domésticas, ya sea de calefacción, cocina o agua caliente. Pero estas no son sus únicas ventajas, ya que se trata de un gas económico, seguro, limpio y práctico.

En una instalación de gas existen distintos componentes que ayudan a que se distribuya este gas combustible. Así, además de la válvula de acometida y las distintas válvulas conectadas a los aparatos domésticos, existen otros elementos que deben tenerse en cuenta, como son las tuberías, accesorios y equipos que lo distribuyen.

Qué elementos necesito para una instalación de gas exitosa

Si estás pensando en cambiar tu instalación antigua por una de gas natural, a continuación te ofreceremos una lista de los componentes que necesitas para ello. En concreto, utilizaremos como ejemplo una Instalación Receptora Individual (IRI). Ésta conecta la vivienda al suministro de butano o propano, para luego llevar el gas natural desde la red hasta los puntos de consumo.

Llave de paso general. Es la que nos permitirá cortar el paso de gas al edificio. Su función es diferente a la llave de paso individual, que se instala antes de la entrada a un local o vivienda y nos permite detener el suministro a esa vivienda en concreto.

Generador o caldera. En el interior de los generadores o calderas es donde se realiza la combustión del gas para los distintos aparatos que hay en una vivienda. Con la quema del gas, el agua de la caldera se transforma en vapor y éste envía calor tanto al sistema de calefacción como al sistema de agua caliente sanitaria.

Tuberías de una instalación de gas

Ramal interior o distribuidor. A través del distribuidor o ramal interior es por donde pasa el gas desde la llave de paso general hasta el montante general. Este es a su vez la tubería general, que lo reparte a todas las viviendas o a los montantes individuales. Estos últimos se ubican en el cuarto general de contadores, lugar donde se reparte el gas a cada vivienda.

Contadores. Se trata de unos elementos que permiten medir y calcular de forma precisa el consumo de gas de una vivienda. Son instalados una vez nos damos de alta en el servicio de gas. Gracias al contador, podemos saber hasta dónde llega el consumo y de cuánto será la factura de ese mes. Entre la amplia variedad de contadores que existen, uno de los más usados es el contador normalizado modelo “G4”.

¿Cómo afecta la normativa a las instalaciones de gas?

Asimismo, en cuanto a las normas que deben cumplir los contadores, son diferentes dependiendo de su tipología:

Para paredes deformables: UNE 1359 y 60510
Para los de turbina: UNE 12261 22
Para los pistones rotativos: UNE 12480
Para doméstico de ultrasonidos: UNE 14236

Por lo que respecta a la regulación de las instalaciones de gas, el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseoso y sus instrucciones técnicas complementarias ICG 01 a 11 se rige por el Real Decreto 919/2006, de 28 de julio. Según este documento, es de obligado cumplimiento cumplir la UNE 60670.

Descubre más sobre estos componentes, sus características y detalles, en la guía práctica que ha elaborado ARCO, donde se incluyen los componentes de una instalación de gas natural.

¿Cómo realizo una instalación de gas natural en el interior de la vivienda?

Ahora que ya sabes qué elementos son necesarios para una instalación de gas, es hora de conocer qué procedimiento se debe llevar a cabo. Te ofrecemos a continuación el paso a paso para realizar una instalación de gas natural en el interior de tu casa:

Verifica que te encuentras en una zona con una red de distribución ya instalada.

Contacta la distribuidora local, ellos enviarán a un técnico especializado para realizar todas las conexiones. También puedes contratar directamente una empresa dedicada a la instalación de este tipo obras.

Compara las distintas tarifas y ofertas del mercado.

Suscribe un contrato de suministro de gas con la comercializadora energética que desees. Para esto, deberás contar con el código CUPS proporcionado por la distribuidora al momento de realizar la acometida.

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Síguenos en:
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies