Cómo purgar un radiador toallero en 4 pasos

Cómo purgar un radiador toallero en 4 pasosPurgar el radiador toallero es una de las tareas que tenemos que hacer al menos una vez al año si queremos mantener en buen estado los radiadores. Principalmente, consiste en extraer el aire que se ha quedado estancado en el conducto, algo que provocado la mayoría de veces por el movimiento del agua.

Si se alarga en el tiempo, esta acumulación de aire puede provocar un desnivel en la temperatura proporcionada. Que el radiador no caliente homogéneamente, esté más frío en la parte superior, o escuches ruidos a través de las tuberías y radiadores, son los principales indicios de que debes purgar el radiador toallero.

Si te estás preguntando cómo purgar un radiador toallero, a continuación te explicaré el paso a paso para que puedas purgar tú mismo el radiador y no tengas que llamar a un profesional o especialista.

Cómo purgar un radiador toallero en 4 pasos

Un radiador toallero puede estar alimentado por dos vías. Mediante una válvula y un detentor, con una entrada y salida de agua caliente, o a través de una llave bitubo.

Radiador por válvula y detentor 

En el primer caso, deberás cerrar el detentor para cortar el circuito de agua dentro del radiador y seguir los siguientes pasos:

1) Con la caldera en funcionamiento, deberás asegurarte que la presión es la correcta (1 bar o 1,5 bares)

2) Abrir el purgador con un destornillador plano o con la llave de purgado.

3) Colocar un bol debajo para recoger el agua que pudiese caer.

4) Abrir el purgador lentamente hasta que deje de escupir aire y salga solo agua.

Radiador alimentado por llave bitubo

En el caso de un radiador toallero alimentado por llave bitubo, se deberán seguir los siguientes pasos:

1) Cerrar la salida del agua con una llave allen y hacer lo mismo que en el caso anterior.

2) Si sale mucho aire, se deberá verificar la presión de la caldera para que sea la correcta y volver a repetir el purgado.

3) Cuando ya tengamos purgado el radiador, se deberá revisar la presión de la caldera para que sea la indicada por el fabricante.

Los radiadores toalleros también se pueden purgar ellos mismos con un purgador automático, que permiten su autoregulación y mantener el correcto funcionamiento.

Comparte esta publicación en:
Facebook Twitter Linkedin Email
Síguenos en:
Últimos Tweets
Suscríbete a nuestra newsletter semanal
Recibe todas las novedades de producto e información sobre las marcas del sector
Al presionar el botón "Suscribirme al Newsletter" estás aceptando las condiciones de uso y políticas de privacidad
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup
Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo.
Más sobre nuestras cookies